| Share

Lidiar con un enfermo

Submitting your vote...
Rating: 3.0 of 6. 2 vote(s).
Click the rating bar to rate this item.

Por: Julia Norma Rodriguez

jueves, 29 de octubre de 2009

 
Ir a:Julia Rodriguez

Cuando en nuestras vidas todo anda "más o menos bien" ordinariamente nos referimos a que nos ocurren cosas con cierta trivialidad. A veces no tenemos como pagar un "bill," o por ejemplo se nos dañó el auto. Quizás la pareja (suponemos) no nos está siendo del todo "fiel". Tal vez quisiéramos que nuestros hijos observaran un mejor comportamiento, que el trabajo o negocio fuese más próspero, bajar de peso, adquirir ese equipo electrónico que nos apasiona. Un viaje de vacaciones es probable que esté ondeando en nuestros sueños. En fin cosas con las que podemos vivir, y resolverlas sin mayor complicación.


Ahora bien, cuando recibimos la fatal noticia de que un familiar inmediato tiene una enfermedad terminal o que por lo menos el diagnóstico de los médicos confirme que hay poco que hacer o propiamente dicho, humanamente no es posible hacer casi nada para devolver la salud, y para variar, esa persona enferma convive con nosotros o por fuerza, así será de ese momento en lo adelante, nos cambia todo, y lo que antes eran "problemas" hoy nos sabe a gloría!


Atender a ese ser querido en debilidad, se convierte en centro de nuestras vidas. Quisiéramos tener palabras de aliento y no las tenemos, tener mil manos y no las tenemos, sentir el dolor que siente el afectado y no podemos, evitar ese "mal" que avanza y no podemos... Evitar que los demás a nuestro alrededor sufran y no podemos. Muchas veces no contamos con un seguro médico para esa persona. Dinero, en la mayoría de los casos, no nos hace compañía y se aleja la posibilidad de que nos presten, porque lastimosamente en condiciones como esas nuestras garantías para el cumplimiento no son las mejores. Quisiéramos hasta llorar y muchas veces.... ¡No podemos!



Me aprendí todas las respuestas pero me cambiaron las preguntas.


¿Qué hago ahora? Nos preguntamos.


Esto es en la parte operacional, ¡dificultades en cantidades oceánicas!



Pero ¿Y el alma nuestra? ¿El corazón partido? No podemos conciliar el sueño, el cansancio físico y mental, la soledad, el miedo. A partir de la fatalidad de conocer la noticia se convierten en nuestros compañeros inseparables.


Ese nudo en la garganta, esa impotencia, ese amargo sabor a derrota, esa sensación de final de todo. Es entonces cuando la oración, la fe, la esperanza y la confianza en ese TODOPODEROSO que jamás nos abandona deben y tienen que apoderarse de esa temible situación.
Me aprendí todas las respuestas pero me cambiaron las preguntas.


¿Qué hago ahora?

Sin entrar en debates, ni preguntas necias, ni malas caras y llenos de amor y ternura y protección a esa persona que hoy le tocó el turno.. pero que quizás tal vez mañana sea el mío o el tuyo!


¡Todos podemos ayudar! Sin olvidar "que mucho hace el que no estorba," siendo prudentes y comprensivos con esa persona que está al cuido de ese desafortunado.


Pedir a Dios que no nos toque, pero a sabiendas de que por el simple hecho de "estar" ya somos elegibles para una u otra de las situaciones.
A veces acontece un accidente y nos sorprende y nos cambia la vida...Y en la mayoría de los casos esa enfermedad, con la que no contábamos.
Amar es entrega, sacrificio, misericordia y ternura sin condiciones. Si haces algo por aquel o aquella en quien has fijado tu mirar, hazlo sin recuerdos, sin que la memoria te delate en algún momento que quieras recordar lo qué hiciste. Regocíjate, deléitate en su sonrisa, en la alegría que causaste. Nútrete de esto, para seguir amando. El amor conjugado, expresado en ese sinnúmero de condiciones, llega a ser el amor que impulsa grandes sacrificios, que impulsa grandes desafíos, que traspasa los límites de la realidad y se adentra en un mundo solo conocido por los que verdaderamente se aman. Atrevámonos a amar sin condiciones, cumpliendo así las grandes condiciones que conllevan un gran amor.
Debemos tener los ojos puestos en las almas amadas para saber sus necesidades antes de que salgan a la luz. No escatimamos esfuerzos para exigir, pero nos detenemos para dar.


¡HAGASE SEÑOR TU VOLUNTAD!


De igual manera tendremos que aprender a vivir!
La vida es un carnaval, "hay que reír, hay que llorar"
Hasta siempre¡

 

Julia Rodriguez

 
 
 

Add comment

* - required field

*





*
*
 

Sera Anthony Gemma el contrincante de David Cicilline?

mar 03, 2012

Por:Anthony Gemma

 

Anthony Gemma Reacts to, Analyzes WPRI-TV Poll Lincoln, RI – Anthony Gemma, the Lincoln, Rhode Island-based philanthropist and entrepreneur who finis [Leer más]

 

No comments

 

Huelga en Rhode Island porque le cortaron salarios a empleados de Seven Hills

mar 03, 2012

Por:United Nurses and Allied Professionals Local 5068

 

  Woonsocket, RI - Over 200 employees of Seven Hills of Rhode Island (formerly The Homestead Group and before that The ARC of Northern Rhode Isl [Leer más]

 

No comments

 

This week at the General Assembly: Legislators, governor reach compromise on compassion centers

mar 02, 2012

Por:Legislative Press Bureau

 

    Legislators, governor reach compromise on compassion centers Legislative leaders and the sponsors of legislation to allow compassion  [Leer más]

 

No comments